Si eres amante de las flores y las plantas pero no tienes un jardín que decorar con tus favoritas y donde poder desarrollar tu hobbie por la botánica, te recomendamos que le des una oportunidad a un jardín vertical.

¿Qué son los jardines verticales?

Los jardines verticales son, como su nombre indica, sistemas de jardineras que se instalan de forma vertical, al contrario que de forma habitual. Son muy versátiles y se pueden incorporar tanto en interiores, como exteriores además aportan una infinidad de beneficios directos e indirectos para la salud.

Aprende a crear tus jardines verticales

Para crear un jardín vertical tienes tantas formas como alcance tu imaginación, pues lo primordial es ser creativo. Tienes algunas opciones diferentes para crear ese rincón botánico en tu casa y vamos a enseñarte a hacer algunas de ellas.

En primer lugar, y esto es vital, debes seleccionar muy bien la ubicación de tu jardín, pues si pretendes colgarlo has de saber que no todas las paredes aguantan el mismo peso. Además, necesitarás una habitación luminosa, pero en la que las plantas no reciban los rayos de sol directos.

También tienes que medir el espacio que tienes en la pared, pues a menudo nuestro espacio es pequeño y no podemos permitirnos un jardín tan grande como nos gustaría. En ese caso, podemos valorar el simplemente poner una celosía con algunas enredaderas decorando. Esto dará un toque único a tu rincón y no te quedarás con las ganas de montar tu jardín en casa. También tenemos la opción de buscar ganchos de los que colgar las macetas con unas cuerdas o, incluso, comprar macetas específicas para colgar. Así también ahorraremos mucho espacio y tendremos la oportunidad de disfrutar de las flores y plantas.

Si tenemos el espacio suficiente y queremos dedicárselo a nuestro jardín, también podemos optar por crearlo con una estantería vieja. Esto sería una opción perfecta de reciclaje. Podemos colocar todas las flores y plantas en nuestra estantería y, así, crear un jardín vertical improvisado en muy pocos pasos.

Otra gran alternativa, muy estética y original, es la de una escalera de madera. Podemos restaurarla, pintarla y dejarla a nuestro gusto para colocar en cada escalón una de nuestras plantas favoritas. Además de un toque único podremos disfrutar de una opción que no nos quitará mucho espacio, es económico y con unos materiales sencillos de conseguir.

Dónde ubicar tu jardín vertical

Como hemos comentado, cualquier lugar de la casa no es apto para nuestro jardín, de hecho, debemos tener mucho cuidado de seleccionar el idóneo por nuestro bien y el de las plantas. Lo ideal es una habitación luminosa, pero que pueda estar protegido de los rayos del sol, si no se nos quemarán las hojas.

También debemos tener cuidado que no sea un lugar de paso concurrido o en un descuido, podríamos golpear la estructura. Si tenemos mascotas o niños pequeños, lo mejor será ponerlo en una habitación protegida que podamos controlar.

Si somos nefastos para el cuidado de las plantas y tememos que, aunque seleccionemos el lugar idóneo, nuestro jardín no prosperará, podemos plantear la idea de crear un jardín vertical artificial, es decir, con plantas falsas, pero que le den el mismo toque natural a nuestra sala.

Jardín vertical con palets… ¿La mejor opción?

Hasta ahora, te hemos propuesto la creación de un jardín vertical que no necesita de mucha historia, pero si quieres construirlo con tus propias manos, te vamos a explicar cómo hacerlo con unos palets. Es una de las estructuras “estrella” a la hora de hacer jardines verticales, quedan muy bien, son versátiles y económicos. Sigue estos pasos para hacer un jardín vertical con palets:

  1. Cuelga el palet con ayuda de clavos y ganchos a la pared. Ten en cuenta el peso, una vez lo tengamos, le pondremos algunas macetas y flores, por lo que es mejor que esté bien asegurado. Después, protégelo con telas geotextiles para protegerlo de la humedad a la que estará expuesto una vez empecemos a regar nuestras plantas. Ten en cuenta que la madera podría pudrirse si no lo hacemos así.
  2. Rellena con macetas, plantas o enredaderas. Juega con el diseño y la posición, tal vez quieras colocar algunas plantas de forma vertical y otras de forma horizontal para su mejor acoplamiento. Es el momento de jugar con colores y texturas, ¡así lograrás que quede a juego con tu habitación!

Elige bien las plantas

Ten en cuenta que no todas las plantas sobreviven de igual manera, por lo que debemos seleccionar las perfectas para nuestro jardín vertical. Si lo has colocado en el interior de tu casa, debes escoger plantas de interior y al contrario si está ubicado en el exterior. También debemos investigar las condiciones climáticas de nuestra casa, pues en algunas ciudades se condensan mayores temperaturas que en otras y esto puede afectar a nuestras plantas de invierno a verano.

Una vez tengamos seleccionadas las plantas perfectas para nosotros, debemos pasar al siguiente paso.

Colocar las plantas correctamente

A veces vemos jardines verticales en los que se colocan las plantas de manera horizontal, es decir, como si estuvieran “tumbadas”. Este tipo de jardines pueden parecer muy atractivos, pero si hemos seleccionado plantas que requieran de mucho riego, puede ser complicado en esa posición. Debemos tener estos factores en cuenta a la hora de colocarlas en nuestro jardín y descubrir la posición más cómoda para las plantas y para nosotros.

Luz

La luz es vital para que una planta viva. Debemos seleccionar habitaciones luminosas, donde puedan crecer con comodidad hacia arriba. Es posible que, si tenemos jardín o terraza, una buena ubicación sea en el exterior.

Forma

La forma de nuestro jardín vertical la debemos amoldar a nosotros y a las circunstancias de nuestra casa. Seleccionar la forma adecuada del jardín, el tamaño y la ubicación es una de las decisiones más importantes antes de su construcción.

Cantidad de agua

Finalmente debemos tener cuidado con la cantidad de agua, pues algunas plantas necesitan más que otras. La investigación previa de las necesidades de nuestra planta es vital para que esta crezca sana. Ten en cuenta el riego antes de colocar las plantas en el jardín y opta por la forma que más vaya a beneficiar a la planta en este aspecto sin afectar a tu comodidad.

 

Con esta guía sobre jardines verticales caseros, lograrás crear el ideal para ti y para tu hogar. ¡Anímate a probar!