El salón es una de las partes centrales de la casa, pues allí es donde pasamos la mayoría del tiempo, donde vivimos momentos en familia y donde están algunos de nuestros centros de entretenimiento principales, como la televisión, estanterías cargadas de libros o nuestro sofá. Es por eso por lo que queremos que sea una de las habitaciones mejor decoradas. Con estos consejos, tu salón estará a la última moda y será una de las habitaciones que más orgullo te trasmitirá.

Blanco y tonos neutros

La paleta predominante en la decoración de salones últimamente es el blanco y los colores neutros, pues dará sensación de relajación y neutralidad. El blanco siempre ha sido uno de los colores más versátiles para la casa porque es sencillo de combinar y muy suave. Otros de los colores neutros que causarán sensación son el rosa empolvado, el verde suave y el azul celeste.

Como comentábamos, el salón es una de las salas en las que más tiempo pasamos y es agradable para la vista que no tenga colores estridentes o esté demasiado recargado, por eso, esta tendencia está triunfando en la decoración de muebles y paredes. Opta por uno de estos colores y verás como en tu salón se respira paz.

La madera, la gran protagonista

Continuando con esta neutralidad, otro de los elementos que triunfan este año es la madera, tanto para suelos como para muebles. Es cálida, agradable, muy elegante y nunca pasa de moda. Es sencilla y da un protagonismo espectacular. Bastará con una mesa comedor en madera, una mesa de centro o un mueble del salón para que todas las miradas se dirijan a ella.

Además, la madera nos transporta a lo vintage, lo antiguo, lo nórdico y el invierno. Hay algo especialmente acogedor en pensar en madera y una chimenea encendida, por eso, cuando apostamos por muebles en madera haremos que nuestros invitados tengan esa sensación mágica que les invite a ponerse cómodos y detenerse a admirar.

La versatilidad de la madera nos permitirá colocarla en cualquier rincón, ya sea en suelos, muebles o paredes.

Materiales naturales

Al igual que la madera, lo natural y lo ecológico son sinónimo de paz y serenidad. La última moda es apostar por los materiales naturales, que no solo simbolicen la naturaleza, sino que sean respetuosos con el medioambiente.

La sostenibilidad en la decoración siempre ha sido un elemento esencial para la industria y también para los compradores y, actualmente, ese pensamiento está más presente que nunca, tanto, que se ha convertido en tendencia. Las fibras vegetales, madera recuperada o revestimientos orgánicos son elementos que cada vez están más a la vista en las tiendas de decoración. Que la producción tenga un impacto mínimo en el medioambiente es algo que valoramos cada vez más.

No tengas miedo a probar esas fibras vegetales para cojines, sofás o butacas y asegúrate de que en tu salón queda evidenciado que la naturaleza es un factor muy importante.

Estilo industrial

Desde las películas de ciencia ficción, el estilo industrial ha sabido pasar de la gran pantalla a la decoración. Se ha convertido en una corriente muy a la moda ese estilo neoyorquino del siglo XX y hemos sabido amoldarlo a nuestros salones y demás estancias del hogar.

Apuesta por la desnudez, pues es una característica muy importante en esta tendencia seguir ese estilo de estructuras a la vista y poco recargo en la decoración. Una vez más, apostaremos por la madera, el ladrillo y el hormigón como materiales principales, siempre con un toque único que hará que la personalidad de nuestro salón sea única.

La amplitud y luminosidad será, también, uno de los elementos clave, pues lo recargado ha pasado de moda y junto al blanco y colores neutros, el minimalismo es una de las características más visibles de este estilo urbano e industrial.

Tampoco tengas miedo de reinventar, reciclar y pensar en la utilidad que puedes darle a esos muebles u objetos que ya no utilizas. Así, además de combinar lo ecológico y lo urbano, te ayudará a ahorrar, algo que nunca viene mal a la hora de hacer un lavado de cara a la decoración.

Papel pintado

El papel pintado en salón fue una de las tendencias más establecidas en las casas durante el siglo XX y vuelve con fuerza, pues una de las modas más extendidas en salones es el uso de papel pintado con estampado.

Lo que más se lleva es el papel floral, pues volvemos a ese toque natural que hará nuestro salón algo único, no tengas miedo de apostar por algún diseño fresco y romántico. La ventaja del papel pintado es que tenemos un amplio abanico de posibilidades, con muchos colores y diferentes dibujos, ¡arriesgate!

Piensa en lo bien que quedará ese papel pintado con decoración natural junto a tus muebles de madera y el blanco como acompañamiento, suena bien, ¿verdad?

Plantas como decoración

Siempre se ha dicho que las plantas dan mucha vida a una habitación y es algo totalmente cierto, por eso, llega la fuerte tendencia de utilizarlas como una parte importante de la decoración. Las plantas pueden dar mucha armonía y un toque muy colorido a nuestro salón, además de que los amantes de la jardinería disfrutarán de mantener las flores lo mejor posible.

Podemos unir esta tendencia con la del reciclaje y tener unas macetas muy originales. O darle a nuestro salón ese toque natural con algunas de nuestras flores favoritas. Hay tantas posibilidades como plantas de interior en un vivero.

Y si eres de esos a los que se le mueren todas las plantas, no te preocupes, ¡siempre tenemos la opción de las flores y hojas artificiales! Darán el mismo toque pero sin tener que preocuparnos de regar.

Minimalismo

La tendencia por excelencia, no solo en salones, sino en todas las habitaciones. Las casas pequeñas no deben tener una gran cantidad de muebles, pues además de quedar recargado y poco espacioso, tendremos muchos problemas a la hora de la limpieza.

Con la llegada de internet, el movimiento minimalista ha cogido mucha fuerza y cada vez son más personas las que prefieren vivir con pocos objetos a su alrededor, pero muy útiles o con historia.

Además de una forma de vida, el minimalismo es una de las tendencias en decoración más fuertes, pues un salón bien organizado, con lo estrictamente necesario, pero muy bien seleccionado, dará una sensación de amplitud, limpieza y serenidad.

No tengas miedo de hacer una buena limpieza y quedarte con lo necesario, créenos, dará un aspecto único a tu salón.

Olvídate del negro y de lo recargado

El blanco siempre ha sido sinónimo de luz y el negro de oscuridad y precisamente es lo que queremos evitar en nuestro salón, ¿verdad? Es mejor que no optes por un color muy oscuro en tus paredes si no quieres empequeñecer tu sala.

Además, las estanterías recargadas ya no se llevan, es mucho mejor que optes por un estilo más liberado. Hará que tu salón se vea mucho mejor, te llevará menos tiempo toda la limpieza y, en apenas unos minutos, tendrás todo recogido y preparado para las visitas.

Estamos seguros de que, con estos consejos, tu salón va a quedar único. Incluso si se trata de la decoración de un salón pequeño, estas tendencias te permitirán aprovechar al máximo su potencial.