Mudarse de casa puede ser una de las actividades más estresantes que existen. Prácticamente tendremos que empaquetar toda nuestra vida y prepararlo todo para trasladarnos a un nuevo hogar. Y aunque pueda parecer algo sencillo en lo que no invertiremos mucho tiempo, lo cierto es que, cuantas más cosas tengamos, mayor será el coste y el esfuerzo que debemos hacer.

Por todos estos motivos, en el post de hoy queremos daros algunos consejos sobre cómo escoger una buena empresa para nuestra mudanza. Se trata de cuestiones sencillas pero que, si nunca nos hemos visto en la situación de tener que contratar una empresa de este tipo nos pueden pillar de nuevas.

Compara servicios y precios

Lo principal a la hora de contratar una empresa de mudanzas es dedicar cierto tiempo a comparar entre los servicios y los precios de los distintos negocios del sector. Os recomendamos que valoréis las propuestas con tiempo ya que, si lo hacéis con el tiempo muy justo, podéis encontraros en el problema de tener que elegir la única empresa que está libre en el día que necesitáis.

También es importante saber que, en este sector, no siempre lo más barato es lo mejor. Hay que pensar que vamos a confiar todas nuestras pertenencias de valor a una empresa, por lo que debemos valorar si compensa ahorrar unos euros para luego llevarnos un disgusto en el desmontaje.

Revisa la experiencia de otros clientes

Otro punto muy importante para escoger una buena empresa de mudanzas es consultar siempre qué han opinado otros clientes que hayan contratado el servicio antes que nosotros. Las experiencias de otras personas pueden ayudarnos mucho a saber si el tipo de empresa encaja con lo que nosotros queremos en una mudanza.

Entre otras cosas, podremos valorar una empresa más allá de su servicio, atendiendo a la puntualidad, al trato a los muebles, a la atención al cliente o a la rapidez en el traslado.

No aceptes presupuestos verbales

Algo que siempre debe hacernos desconfiar de cualquier empresa es que nos ofrezca únicamente un presupuesto verbal. Cuando vamos a hacer una mudanza necesitamos llevar los costes bien atados, para no llevarnos sorpresas cuando vengan a dejarnos los muebles a la nueva casa.
Por este motivo, siempre que hablemos algo con la central de ventas de una empresa de mudanza, debemos solicitar que nos envíen lo acordado por escrito, a modo de contrato entre la empresa y nosotros. Así, nos aseguraremos de tener claro cuánto cuesta cada uno de los servicios que contratamos, además del coste total de toda la mudanza.

Pregunta por el embalaje

Otra cuestión muy importante a tener en cuenta en una buena empresa de mudanzas son los servicios concretos que incluye el contrato. Es muy importante que siempre preguntemos y hagamos constar en el contrato los aspectos relacionados con el embalaje de los muebles y cajas.

En este sentido, debemos preguntar si son ellos quienes se encargan de empaquetar todo lo que tengamos o si debemos tenerlo preparado para cuando lleguen, si cuentan con cajas especiales para objetos frágiles (como cristalería y vajillas) o si en el nuevo domicilio se encargarán también de desembalar todo y de dejar los muebles montados.

Confirma que tengan un buen seguro

Finalmente, para terminar con estos consejos para elegir una buena empresa de mudanzas, también os aconsejamos que os informéis sobre el tipo de seguro que tiene el negocio. Aseguraos de si el seguro va a vuestro nombre o si es un seguro general de la compañía, así como de si asegura el coste real de vuestros objetos o se realiza una estimación.