La cocina, al igual que otras habitaciones de la casa, tiene una gran importancia por sí misma y es necesario tener esto en cuenta a la hora de decorarla. Muchas veces, al ser un lugar en el que no pasamos mucho tiempo, obviamos que las actividades que se hacen aquí son realmente importantes para el día a día.

Para empezar, es una estancia de uso diario que, en muchas ocasiones sirve para despejarnos, empezar el día, leer las noticias, desayunar, etc. Cada persona, según sus ritmos, sabrá como complementar las distintas actividades que ejerza aquí. Sin embargo, es importante tener el espacio habitado y estructurado para poder realizar todo lo que queramos dentro de él y estar cómodos.

Por ello, en el siguiente artículo vamos a dar una serie de consejos para decorar tu cocina y que puedas hacer de este espacio un lugar más agradable y funcional para realizar tus tareas diarias así como las de tu familia, ¡empezar el día de la mejor manera posible es imprescindible para el éxito!

Aprovecha la luz solar

Es importante que tengas en cuenta lo fundamental que es la luz natural para el ser humano. En el salón y en las habitaciones, seguro que tienes grandes ventanas que te permiten disfrutar del sol a distintas horas. Sin embargo, es posible que en la cocina y en el baño esto pueda llegar a complicarse un poco más.

Por ello, si te es posible, orienta siempre los distintos muebles de forma óptima con respecto a este asunto. También es aconsejable que tengas esto en cuenta a la hora de seleccionar los colores para las paredes y/o complementos para la misma.

Este tipo de iluminación no solo ayuda a hacer que la estancia parezca más grande debido a que las sombras que crea son menos exageradas que si utilizamos focos de luz artificial potente, sino que un recurso saludable que ayuda contra el estrés, la depresión y la ansiedad. Se recomienda tomar el sol unos treinta minutos al día para poder notar estos beneficios, ¿por qué no tenerlos en tu propia casa?

Originalidad pero que sea un espacio funcional

Juega con los colores en la pared o con algún complemento divertido, combina las tonalidades de los muebles o incluye algún detalle original en la estructura de la misma. Sin embargo, no olvides la importancia de la funcionalidad dentro de una cocina.

Consigue que todos los cajones sean accesibles e intenta no innovar en exceso en ese tipo de cuestiones. Es importante tenerlo todo a mano y no tener que dar grandes vueltas para coger una cuchara a primera hora de la mañana.

Aprovecha el espacio

Las cosas pueden cambiar para ti dependiendo de si tienes una cocina grande o pequeña. En cualquiera de los casos, aprender a jugar con este espacio supondrá tu éxito a la hora de decorarla y sacar su máximo rendimiento.

Si tienes una cocina pequeña, céntrate en jugar con colores claros, que no den lugar a la creación de sombras muy pronunciadas y no calienten en exceso el lugar. También puedes elegir algunos muebles plegables, para no ocupar tanto espacio.

Por otro lado, si se trata de un comedor grande, piensa en la posibilidad de realizar más acciones que las de cocinar o beber agua. Elige una mesa grande y resistente que te permita comer allí, e incluso trabajar si lo prefieres aprovechando un nuevo espacio de la casa.

Una de las ventajas de este lugar para trabajar es que, si cuentas con luz solar durante el día podrás aprovecharla y no estar en un estancia que directamente puedas asociar con el descanso y donde tengas más distracciones y, si cuentas con luz artificial, se tratará de una tonalidad fría que ayudará a la concentración y a mantenerte activo.

Lo importante es que en todo momento saques el mayor rendimiento a tu cocina, para ello, deberás conocerla bien, saber qué te permite y adaptar este espacio a tu propio estilo. La combinación de estos factores traerá grandes resultados.

Añade plantas

Las plantas dan un toque a cualquier vivienda. Colocar una, por pequeña que sea, en una parte de la encimera dará un aporte de color inusual que ayudará a romper con la monotonía cromática. Siempre será la forma más sencilla y práctica para conseguir este efecto, da igual el tipo que sea o si cuenta o no con flores que terminen de aportar esa chispa que se busca.

Además, de forma natural, cuentan con grandes ventajas de las que puedes beneficiarte: ayudan a hidratar el espacio, mantener los niveles de oxígeno, equilibran las temperaturas, son buenas para el estrés, etc.

Lámparas con estilo

Para finalizar, es importante hablar también de la importancia de las lámparas. Todos sabemos cuál es su función principal y, muchas veces, eso lleva a que se elijan algunas que permitan esta funcionalidad pero no nos aporte nada más.

A día de hoy, se pueden encontrar numerosos estilos de lámparas que se adaptan a cualquier habitación de la vivienda y al estilo personal de cada uno. No hay que olvidar que es un elemento más que puede complementarse de forma ideal. Por ello, tómate el tiempo que necesites para elegir un modelo que te guste y se adapte al resto de la cocina.

¿Cómo sería la cocina de tus sueños?

Deja de imaginarte la cocina ideal y empieza a construir la tuya. Descubre cuáles son los puntos fuertes de este lugar dentro de tu casa y saca el máximo rendimiento de ello. No importa si es grande o pequeña, existe una gran cantidad de alternativas que te permitirán convertirla en un espacio digno de revista de decoración.

Rústico, moderno, clásico… ¡Reinventa, mezcla o sigue los patrones de la manera que más te guste! Es el momento de seguir estos consejos para decorar tu cocina, ¿se te ocurre alguno más?