Cuando nuestra cocina es pequeña, pero aún así necesitamos los electrodomésticos básicos, nuestro menaje de cocina y utensilios tenemos que tirar de ingenio para estar cómodos. No olvides que la cocina es una de las habitaciones de la casa que más utilizamos y si es pequeña podemos creer que no tenemos suficiente espacio, pero te equivocas. Con estos consejos que vamos a darte para que puedas amueblar una cocina pequeña descubrirás cómo disfrutar de esa habitación como si fuera del doble de tamaño.

¡Toma nota y apunta estos consejos para organizar una cocina pequeña!

Usa ganchos y cuelga todo lo que puedas 

Lo bueno es que no tienen porqué estar en una pared, así que utiliza tu imaginación para saber en qué lugar puedes poner un gancho adhesivo en el que colgar todo lo que necesites.

En el interior de armarios, por ejemplo, puedes colgar trapos de cocina, cubertería o tapas para ollas. En el lateral de los muebles también puedes encontrar un espacio muy cómodo para ese menaje que no te entra en los cajones o que no sabes dónde colocar. Lo bueno de los ganchos adhesivos, además, es que puedes ponerlos y quitarlos a tu antojo, sin dejar agujeros, son baratos y fáciles de conseguir.

Los cajones extraíbles serán tu mejor aliado

Nunca imaginarás todo lo que puede entrar en un armario si le añades un cajón extraíble, ya que te ayudará a que utilices todo el espacio, desde el principio hasta el fondo. Cuando en una despensa alineamos diferentes objetos, muchos quedarán atrás del todo y, a veces, nos olvidaremos de que están ahí o no les daremos uso solo por no tener que vaciar el estante, pero con un cajón extraíble te será muy sencillo alcanzar todo lo que guardas.

Puedes instalarlos en la despensa o en un armario con productos de limpieza.

Además, así te olvidas de que te caduquen alimentos que estaban en el fondo y ni siquiera recordabas que tenías, ¡una buena opción para ahorrar en comida y tener a buen recaudo toda la despensa!

Estanterías colgantes para aprovechar todo el espacio

Cuando el espacio es limitado tenemos que aprovecharlo al máximo y no vamos a dejar las paredes desnudas con todo el potencial que tienen. No dudes en colgar estanterías para tener más espacio donde colocar todo tu menaje. Baldas, estanterías abiertas o, incluso, armarios pueden ser el lugar perfecto para dejar las sartenes, especias o tazas.

Piensa también que una estantería abierta siempre es una oportunidad para tener las herramientas que más utilices a mano. Así, también despejas los cajones donde antes estaban guardadas para aprovecharlos de otra manera.

Como idea, te recomendamos que pongas ganchos en una de tus baldas para colgar las tazas, pues a menudo tenemos demasiadas y es muy complicado almacenarlas debido a su forma.Así las tienes a mano y le darás un toque diferente y muy moderno a tu cocina.

Sube tus armarios hasta el techo

Como comentábamos, no hay nada malo en aprovechar al máximo tus paredes, de hecho, cuando la cocina es mini, es una de las mejores opciones que tenemos para hacer un espacio cómodo y lleno de posibilidades.

No tengas miedo a subir hasta el techo tus armarios, pues si sabes cómo combinarlo, no solo vas a conseguir muchísimo espacio para tu menaje, sino también crear de tu cocina un espacio bonito y moderno. Puedes crear una combinación entre vitrinas con puertas transparentes y armarios cerrados o utilizar colores diferentes en los armarios, ¡no tengas miedo a probar!

Una vez hayas decidido el número de armarios que caben en tu cocina ten en cuenta que cuantos más estantes, más organización tendrás y mayor posibilidad de guardar y aprovechar hasta el último rincón. En armarios altos, la mejor idea es poner más baldas.

Hazte con unos cuantos separadores de cajones

Al igual que es buena idea aumentar el número de baldas, también es buena idea conseguir numerosos separadores de cajones. A veces, aunque tenemos muchos cajones en la cocina los convertimos en un pozo sin fondo en el que guardar todo tipo de herramientas y, al final, nunca encontramos nada de lo que buscamos.

El truco para una cocina pequeña también es tener una buena organización, por lo que no dudes en hacerte con todos los separadores que necesites y hacer de ellos un lugar ordenado, en los que con un simple vistazo encontremos lo que necesitamos.

Olvídate de mezclar menaje con trapos de cocina, manteles y todo lo que te quepa en el cajón. Cada objeto irá en su sitio y la sensación será de orden, limpieza y un espacio más amplio.

Ahorrarás espacio y también tiempo.

Usa estantes adicionales para ganar espacio en tus muebles

Te sorprenderías de todas las posibilidades que tiene el interior de los armarios. Una vez los has levantado hasta el techo y tienes una buena altura, es momento de aprovechar hasta el último rincón.

No tengas miedo de poner estantes adicionales, por ejemplo, encima del fregadero puedes poner las especias, la harina o la pasta y el arroz.

En los rincones, los accesorios extraíbles son otra opción muy válida, así aprovechas el rincón y conviertes un lugar de difícil acceso en un estante perfecto para tus productos de limpieza o detergentes para la lavadora.

Una vez instalados los muebles, tira de imaginación para aprovechar hasta el último espacio, pues a menudo, uno de los problemas de las cocinas es que tiene rincones incómodos o inaccesibles.

Todos los huecos son útiles

El último truco que podemos darte si te estás preguntando cómo ordenar una cocina pequeña es que hasta al último hueco que puedas imaginar, le puedes dar un uso. No tengas miedo de probar y experimentar para descubrir nuevas formas de aprovechar tu cocina al máximo. Por ejemplo, si te sobra una pared puedes hacer armarios empotrados, que no quitan espacio y son muy amplios para que guardes todo aquello a lo que todavía no le has encontrado su hueco.

Las barras no quitan espacio y son una alternativa ideal para colgar utensilios y, además de tenerlos bien organizados, siempre estarán a mano.

Si te parece molesto ese armario esquinero porque al abrirlo, con sus puertas, quita espacio a toda la cocina puedes hacerlo abierto. Así tendrás más posibilidades para guardar, estará todo a la vista y será más sencillo de encontrar.

¿Estás seguro de que no tienes espacio en tu cocina? Seguro que con estos trucos consigues sacarle provecho a todas las esquinas. ¡Échale imaginación y descubre todas las posibilidades que te ofrece tu pequeña cocina!